Refrigeración líquida

Pfannenberg ofrece una gama versátil de paquetes de refrigeradores que garantizan la capacidad adecuada para la mayoría de las aplicaciones que requieren refrigeración líquida como parte del proceso. Nuestros paquetes de refrigeradores están listos para usar y solo necesitan de tuberías y energía para completar la instalación.

Cerramos el círculo para todas las aplicaciones de refrigeración líquida industrial

Series rack, CCE, EB y PWW: refrigeradores aire/agua listos para conectar.

Solución total de sistema para todos los sectores industriales

Además, los refrigeradores se pueden combinar con intercambiadores de calor aire/agua en una solución sin mantenimiento y ofrecen ventajas decisivas en aplicaciones en las que las condiciones ambientales son demasiado agresivas para los climatizadores convencionales, o requieren un IP muy alto. Las áreas de aplicación de los refrigeradores Pfannenberg van desde las máquinas herramienta, láseres, procesado de plásticos y energías alternativas hasta la industria alimentaria, el sector de bebidas y la industria farmacéutica.
Nuestro personal experto en aplicaciones siempre está disponible para conversar con usted, para asegurarse de que elija el producto correcto y brindarle asistencia técnica - ver Servicio técnico. En el caso específico de los refrigeradores, la puesta en servicio profesional por los técnicos capacitados de Pfannenberg es crucial para una refrigeración de larga duración y segura.

Se trata de fiabilidad, eficiencia y larga vida útil

Los refrigeradores Pfannenberg garantizan una solución central y económica, y son la respuesta perfecta a la necesidad de la industria de contar con un control de temperatura preciso y absoluta fiabilidad, las 24 horas del día, 365 días al año.  El diseño es compacto, el mantenimiento es sencillo y se cumplen con facilidad los requisitos globales, debido a la flexibilidad en términos de certificaciones como la UL. Más de 20 años de experiencia en el campo y el uso de componentes de alta calidad garantizan una estabilidad óptima a largo plazo y altos índices de fiabilidad de MTBF (tiempo promedio entre fallas).